La luz de invierno

ramon

Después de casi 40 años viviendo en pisos en los que el cuarto de baño siempre era interior y sin ventana o en el mejor de los casos con una ventana que daba a un patio interior muy poco luminoso, desde hace poco más de un año tengo la suerte de vivir en un sitio en el que en el baño tengo una ventana que da al este.

¿Y por qué os cuento esto? Porque cada mañana, cada ducha, cada baño de las niñas disfruto de la luz que entra por esa ventana. A través de sus cristales traslúcidos entra un luz que no tiene precio. No exagero si una vez cada dos o tres días me encuentro con una de esas situaciones en las que piensas: ” mi reino por una cámara”. Algunas de ellas las he hecho. Ya os enseñaré alguna.

El invierno

Por esa ventana, especialmente en invierno, entra una luz cada mañana que sin llegar a calentar tiene un efecto realmente bonito. Y es que en invierno la luz es especial. Y no se trata de una frase hecha. La realidad es que es especial principalmente por dos motivos.

El primero de ellos es porque a menudo, aunque ilumina no llega a calentar demasiado. Mejor dicho, no llega a ser desagradable su calor sino más bien lo contrario, es incluso un placer ponerse al sol en invierno.

La segunda razón es más importante. En invierno, la luz incide de una forma más oblicua. En mitad del día, el sol no cae desde arriba sino que cae con cierta inclinación. Y eso, fotográficamente hablando es mucho más práctico que la luz cenital. Cuando la luz incide en una persona desde arriba, las sombras que crea son mucho menos atractivas. Y en invierno, podemos contar con una luz natural, que no nos dará calor molesto y que nos ilumina lateralmente consiguiendo sombras arrojadas hacia un lado que son realmente bonitas. Incluso para rebotarla con reflectores nos resultará más cómodo.

Llevo varios días dandole vueltas a este post y desgraciadamente (para esto) llevamos varios días con el cielo cubierto en Madrid. Por eso no pongo fotos. En cuanto pueda, hago alguna y así explico mejor lo que quiero decir.

Editado: Esta mañana lucía otra vez el sol. Aunque no tenía la cámara a mano, si tenía mi iphone. La foto está hecha con la App de Apple y procesada con Snapseed.

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal

Deja tu comentario