ISO, ruido y resolución…

Enviado por el 27 octubre, 2012 en blog, Fotografía | 1 comentario

Resulta curioso ver en fotos de fotografía como los usuario discuten sobre que cámara es mejor en ISOS altos o a partir de que ISO consideran que no deberían disparar.

El ISO es un concepto que aunque se asemeja al antiguo ASA de la sensibilidad de los carretes, lo cierto es que no es exactamente igual. A tratarse de un sensor electrónico en lugar de una película sensible, el aumento del ISO no hace que el sensor sea más sensible (perdón por la redundancia), sino que sencillamente el ISO, a medida que lo subimos, amplifica la señal recibida. Por tanto, cuanto mayor es ese ISO, mayor la amplificación y peor la definición. Hasta ahí, más o menos todo el mundo lo sabe o lo aprende al usar su cámara y comprobarlo.

Sin embargo, el paso a la fotografía digital y el paulatino abandono de la analógica (o mejor dicho química) nos puede estar jugando malas pasadas. Hace unos años hacíamos una foto. revelábamos el carrete y en el mejor de los casos hacíamos copias de tamaño 13×18. Sólo en algunos casos esas fotos terminaban ampliadas a tamaños 20×30 y casi nadie se podía permitir revelar fotos a tamaños superiores (ni por su precio ni por la calidad de las fotos).

Hoy en día, cualquiera toma una foto, la pasa al ordenador, la abre con su aplicación de edición favorita, le mete la lupa hasta las entrañas y dice: “tiene ruido”. Claro que tiene ruido. La estás mirando como si hubieras ampliado aquellas fotos hechas con un carrete de  35mm y la ampliases a tamaño póster. Y así, es normal que veas ruido. De hecho, cuando una zona de color de cualquier foto es sencillamente porque está retocada y mal retocada.

Tener un poco de ruido es normal. Tener demasiado y no. Sin embargo hay que pensar que con la cantidad de megapixeles que tienen las cámaras de hoy, lo normal es que tengamos de sobra. Con cualquier réflex de consumo, cualquier bridge moderna o incluso con las compactas de hoy en día es probable que podamos imprimir fotos a tamaño 20×30 sin problema. Y a ese tamaño apreciaremos perfectamente el molesto ruido fruto de la subexposición o del excesivo ISO (ampliación de la señal recibida).

¿Pero que ocurre si imprimimos nuestra foto en tamaño 13×18?

ruido y tamaño de imagen

Hagamos una prueba

Creamos un cuadrado de 200x200px en una aplicación gráfica, le aplicamos un degradado. Esto nos sirve par apreciar que el degradado sin ruido tiene realmente un aspecto artificial. Si fuera una foto de un degradado algo de ruido tendría. Posteriormente aplicamos un filtro de ruido de forma exagerada. Ninguna cámara con su ISO en el máximo metería una cantidad de ruido así pero como ejemplo no valdrá. A continuación reducimos la imagen para ver como sería el resultado imprimiendo al tamaño que solemos hacerlo. La cantidad de ruido se reduce drásticamente.

Lo que sucede es que la aplicación hace una media de los colores a la hora de reducir y por lo tanto ese ruido que está formado por pixeles de colores variados se reunifica y crea los tonos reales de la foto. Mirándolo con una lupa gigante veríamos esto:

ruido iso ampliado

Y si ampliamos más aún y nos quedamos sólo con 16 pixeles este sería el resultado:

ruido iso muy ampliado

 

Es cierto que la definición se pierde y el detalle también.

¿Pero cuanto detalle necesitamos?

Pues la verdad es que normalmente mucho menos del que creemos. Si solamente vamos a disfrute de nuestras fotos en la pantalla (cosa que hacemos con la inmensa mayoría de las que hacemos) nos valdría con una imagen de 2560×1140 px. Ese es el tamaño de la pantalla de 27″ de mi iMac y no llegan a los 3 megapixeles. Es decir, casi la resolución de un teléfono móvil de los que peor cámara llevan. Toda la información que tengamos de más, podremos renunciar a ella en favor de la reducción de ruido.

Por ejemplo: una foto hecha con una Canon EOS 450 (que no se trata en ningún caso de una cámara de última generación) nos permite hacer fotografías a 12Mpx. Luego para utilizar una foto de esa cámara sólo para ver en pantalla podríamos reducir hasta un 60% de su tamaño. Con ello, el ruido quedaría eliminado por completo. Y la resolución que tendríamos sería suficiente.

El mismo ejemplo pero pensando en imprimir copias a 10×15 (tamaño prácticamente estándar en impresoras fotográficas) necesitaría para aprovechar al 100%la calidad de este tipo de impresoras una foto de menos de 2Mpx. Es decir, menos aún que como fondo de pantalla de un iMac de 27″.

Y eso con una cámara Canon EOS 450D que tiene ya unos cuantos añitos (salió en el 2008) y que tanto su resolución como su máxima sensibilidad se han visto superados de forma espectacular por los modelos de los últimos años. Si aplicamos esto mismo a una 650D capaz de hacer fotos de 18Mpx con ISOs de hasta 25600, limitarse a disparar a ISO 1600 o 3200 es sencillamente renunciar a algunas fotos que nos quedarán trepidaras o sencillamente que no haremos.

Conclusión

Por mucho que en los foros de fotografía veamos a supuestos sabios decir que nunca hacen una foto llegando más allá de ISO 1600, lo cierto es que siempre es mejor tener una foto con ruido que no tenerla o que tenerla movida. Si además tenemos en cuenta que la resolución que vayamos a necesitar posiblemente será menor de la que nuestra cámara nos ofrezca, mejor todavía.

Por supuesto, si vamos a necesitar ampliar nuestras fotos y el nivel de exigencia de nuestro cliente, impresor o nuestro personal es elevado, tendremos que trabajar con ISOs bajos, iluminar bien y posiblemente tengamos un conocimiento de la fotografía como para que este artículo no nos haya dicho nada nuevo.

Del libro El Ruido. Conocerlo, evitarlo, combatirlo.

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal

1 Comentario

  1. Juan Pedro
    3 noviembre, 2012

    leído y tomada nota, el ejemplo real es mas claro imposible, es una secuencia sencilla que se entiende y es fácil de recordar, capturar mas informacion de la necesaria para luego tener margen de perdida, llegar con el iso hasta donde la foto sea posible sin miedo pero sin derrochar nada y después filtro reductor de ruido y reducir de tamaño a lo justo y necesario, generalmente el resultado es bueno sino se descarta sin sufrir, uno hace todo lo que puede y no se puede culpar de lo que no era posible.

Deja tu comentario