Instagram y los derechos de las imágenes (we are listening)

Enviado por el 19 diciembre, 2012 en blog, Fotografía, iPhone | Sin comentarios

Ayer recibí por Twitter (vía @arantxaguilera) la noticia de que Instragram decidía unilateralmente (a mi por lo menos no me preguntaron) que a partir de ese momento, las fotos hechas con su app pasaban a ser de su propiedad (o por lo menos sus derechos). Terminaba el twit de Arancha diciendo: ¡A borrarse!

Como me pareció de importancia, inmediatamente del di RT y poco después encontré más mensajes que apuntaban en la misma dirección.

Además de dar RT me guardé el enlace en mi Pocket para ver detenidamente cómo y donde se habían atrevido a decir semejante barbaridad los de Instagram y esta mañana, bien tempranito me encuentro conque Instagram ha publicado un comunicado en el que habla de como piensan rentabilidad su aplicación. En él hablan de insertar publicidad de que los derechos de las fotos son de los artistas y siempre lo serán. ¡Faltaría más! En el título dicen: “Thank you, we are listening” (Gracias, os escuchamos)

En primer lugar no creo que legalmente tuviera ninguna posibilidad en caso de juicio de granar contra miles de usuarios. De acuerdo que Instagram (Facebook) es una de las compañías más poderosas del mundo. Pero lo es, precisamente porque a sus clientes les gusta su producto, porque lo usan y porque no se sienten estafados.

Imaginar que de pronto, un día dice Canon o Nikon (o Sony, vale, no os enfadéis los sonystas 😉 que los derechos de las fotos hechas con sus cámaras fuesen de ellos. Sería como si los fabricantes de óleos o de lienzos dijeran algo parecido. Por mucho que utilices una herramienta para crear una obra, los derechos no serán nunca del propietario de los derechos de la herramienta. Lo vería cualquier juez.

Y suponiendo que las condiciones de uso de la App estuvieran tan bien estudiadas que realmente fiera posible una aberración así, la principal arma de Instagram sería su propio enemigo. La popularidad. Precisamente que sean miles o millones los usuarios es lo que provocaría que fueran miles también los engañados. Y por lo tanto habría dos salidas:

O la justicia terminaría dando la razón a esos miles, o la aplicación perdería miles de usuarios.

¿Quién perdería entonces?

El caso es que posiblemten con el asesoramiento legal pertinente, los chicos de Instagram se han apresurado a decir Diego donde ayer dijeron digo. Y como rectificar es de sabios, pues también hay que decirlo.

LOS DERECHOS DE TUS FOTOS SON TUYOS. No de tu cámara o del fabricante de cámaras o de software.

Eso si, estate atento a las condiciones de todo lo que apruebes 😉

@contracox

Share to Google Buzz
Share to Google Plus
Share to LiveJournal

Deja tu comentario